2ª VISITA GUIADA AL MUSEO ARQUEOLÓGICO DE ASTURIAS. SALA DE LA PREHISTORIA

Segunda visita guiada por ÁNGEL VILLA VALDÉS al Museo Arqueológico de Asturias, para conocer los importantes restos del Paleolítico Superior, incluyendo una de las más destacadas muestras de arte mobiliar de la región cantábrica, con piezas singulares que están a la altura en calidad y complejidad técnica a algunas de las piezas más sobresalientes del arte paleolítico europeo. La sala de Prehistoria comprende también el Neolítico y los extraordinarios testimonios de la primera minería metálica en la Edad del Bonce.

Domingo 17 de noviembre de 2024

#

Comparte!

“Desde la cueva de La Peña de San Román de Candamo hasta El Pindal hay en Asturias una cuarentena de cuevas y abrigos con arte rupestre paleolítico, al que podríamos denominar con propiedad ibero-francés, pues aparece en Portugal, atraviesa el solar hispano desde Gibraltar hasta las orillas del mar Cantábrico y se extiende por la mitad centro meridional de Francia.» (Javier Fortea, 2008)

­­EL ARTE PALEOLÍTICO se manifiesta de dos formas diferentes, aunque probablemente complementarias, en función del soporte sobre el que se desarrolla la actividad artística.

Por un lado el arte rupestre o parietal, expresado en abrigos rocosos, cuevas y en ocasiones al aire libre. En el caso de Asturias, se conservan alrededor de 50 yacimientos con arte rupestre paleolítico y aunque no puede descartarse la existencia de yacimientos al aire libre, exceptuando algunos abrigos rocosos asociados fundamentalmente a la cuenca fluvial del río Nalón, en la mayoría de los casos se ha conservado en el fondo de las grutas orientales de la región.

El arte de las cuevas asturianas conforma uno de los repertorios más notables del arte rupestre europeo, en sus diferentes etapas cronológicas, desde los inicios del Paleolítico Superior hasta la eclosión artistica compleja de las fases finales magdalenienses, presentando en ocasiones fuertes diacronías en las mismas cuevas e incluso en los mismos conjuntos decorados.

Por otro lado, los Homo sapiens paleolíticos desarrollaron una intensa actividad artística sobre soportes portátiles, en forma de pequeños objetos decorativos. Aunque esta actividad pudo desarrollarse sobre materiales perecederos, como piel, arcilla o madera, las piezas conservadas son objetos elaborados sobre soporte óseo (asta, hueso, marfil) o lítico. En general se puede hablar de objetos de adorno, especialmente colgantes, elementos decorativos sobre útiles, plaquetas grabadas y objetos de funcionalidad desconocida con representaciones abstractas o figurativas.

El arte mobiliar documentado en las cuevas asturianas es uno de los conjuntos de mayor relevancia de la cornisa cantábrica, por su valor estético y por la información que aporta sobre un complejo mundo de relaciones a larga distancia entre los grupos paleolíticos europeos.

Las piezas procedentes de los distintos yacimientos asturianos se conservan y exponen en el Museo Arqueológico de Asturias. 

ANGEL VILLA VALDÉS

 Forma parte de la plantilla del Museo Arqueológico de Asturias. Con anterioridad ejerció como profesional liberal y como arqueólogo de la Dirección General de Patrimonio Cultural, desde donde dirigió el Plan Arqueológico Director del Navia, programa por el cual el Principado de Asturias ordenó durante años la actividad investigadora en el occidente de la región.
Ha dirigido excavaciones arqueológicas en buena parte de los principales poblados de la Edad del Hierro de Asturias: castros de Coaña, Pendia, Chao Samartín, San Chuis, Cabo Blanco  o Taramundi así como en las explotaciones mineras de época antigua de Belmonte de Miranda, Salas, Allande y Tapia de Casariego.

Desarrolla su labor investigadora en ámbitos diversos de la Prehistoria y Antigüedad con particular atención al estudio del mundo castreño y la minería aurífera, temas sobre los que versó su Tesis Doctoral y por la que recibió el Premio Extraordinario de la Universidad de Oviedo.
Con larga trayectoria en proyectos de investigación I+D, en la actualidad forma parte del equipo del proyecto de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas “LOKI. Economías locales, economía imperial: El occidente de la Península Ibérica, siglos II a.C-II d.C.” y dirige para la Fundación Valdés-Salas el “Proyecto Beriso. Propuesta para el estudio y fomento del patrimonio arqueominero de Salas y Belmonte de Miranda”.

Autor del proyecto museológico del Museo Arqueológico de Asturias (1998), formó parte del comité científico que seleccionó los contenidos para su renovación (2009). Ha comisariado numerosas exposiciones de temática arqueológica y publicado un centenar de trabajos en libros y revistas.
Es Miembro Numerario del Real Instituto de Estudios Asturianos.

TOMA NOTA
FECHA ACTIVIDAD: Domingo 17 de noviembre de 2024
  • Duración→ 1h 30 minutos
  • Lugar→ Museo Arqueológico de Asturias. C. San Vicente, 3, 33003 Oviedo,
  • Nº de participantes→ 30 máximo
  • Precio: GRATUITO
  • Visita guiada por Ángel Villa (Museo Arqueológico de Asturias)

 

LOCALIZACIÓN

 

Con la colaboración del Museo Arqueológico de Asturias

Inscríbete o pide información
TOMA NOTA
FECHA ACTIVIDAD: Domingo 17 de noviembre de 2024
  • Duración→ 1h 30 minutos
  • Lugar→ Museo Arqueológico de Asturias. C. San Vicente, 3, 33003 Oviedo,
  • Nº de participantes→ 30 máximo
  • Precio: GRATUITO
  • Visita guiada por Ángel Villa (Museo Arqueológico de Asturias)

 

LOCALIZACIÓN

 

Con la colaboración del Museo Arqueológico de Asturias

Documentación

“Desde la cueva de La Peña de San Román de Candamo hasta El Pindal hay en Asturias una cuarentena de cuevas y abrigos con arte rupestre paleolítico, al que podríamos denominar con propiedad ibero-francés, pues aparece en Portugal, atraviesa el solar hispano desde Gibraltar hasta las orillas del mar Cantábrico y se extiende por la mitad centro meridional de Francia.» (Javier Fortea, 2008)

­­EL ARTE PALEOLÍTICO se manifiesta de dos formas diferentes, aunque probablemente complementarias, en función del soporte sobre el que se desarrolla la actividad artística.

Por un lado el arte rupestre o parietal, expresado en abrigos rocosos, cuevas y en ocasiones al aire libre. En el caso de Asturias, se conservan alrededor de 50 yacimientos con arte rupestre paleolítico y aunque no puede descartarse la existencia de yacimientos al aire libre, exceptuando algunos abrigos rocosos asociados fundamentalmente a la cuenca fluvial del río Nalón, en la mayoría de los casos se ha conservado en el fondo de las grutas orientales de la región.

El arte de las cuevas asturianas conforma uno de los repertorios más notables del arte rupestre europeo, en sus diferentes etapas cronológicas, desde los inicios del Paleolítico Superior hasta la eclosión artistica compleja de las fases finales magdalenienses, presentando en ocasiones fuertes diacronías en las mismas cuevas e incluso en los mismos conjuntos decorados.

Por otro lado, los Homo sapiens paleolíticos desarrollaron una intensa actividad artística sobre soportes portátiles, en forma de pequeños objetos decorativos. Aunque esta actividad pudo desarrollarse sobre materiales perecederos, como piel, arcilla o madera, las piezas conservadas son objetos elaborados sobre soporte óseo (asta, hueso, marfil) o lítico. En general se puede hablar de objetos de adorno, especialmente colgantes, elementos decorativos sobre útiles, plaquetas grabadas y objetos de funcionalidad desconocida con representaciones abstractas o figurativas.

El arte mobiliar documentado en las cuevas asturianas es uno de los conjuntos de mayor relevancia de la cornisa cantábrica, por su valor estético y por la información que aporta sobre un complejo mundo de relaciones a larga distancia entre los grupos paleolíticos europeos.

Las piezas procedentes de los distintos yacimientos asturianos se conservan y exponen en el Museo Arqueológico de Asturias. 

ANGEL VILLA VALDÉS

 Forma parte de la plantilla del Museo Arqueológico de Asturias. Con anterioridad ejerció como profesional liberal y como arqueólogo de la Dirección General de Patrimonio Cultural, desde donde dirigió el Plan Arqueológico Director del Navia, programa por el cual el Principado de Asturias ordenó durante años la actividad investigadora en el occidente de la región.
Ha dirigido excavaciones arqueológicas en buena parte de los principales poblados de la Edad del Hierro de Asturias: castros de Coaña, Pendia, Chao Samartín, San Chuis, Cabo Blanco  o Taramundi así como en las explotaciones mineras de época antigua de Belmonte de Miranda, Salas, Allande y Tapia de Casariego.

Desarrolla su labor investigadora en ámbitos diversos de la Prehistoria y Antigüedad con particular atención al estudio del mundo castreño y la minería aurífera, temas sobre los que versó su Tesis Doctoral y por la que recibió el Premio Extraordinario de la Universidad de Oviedo.
Con larga trayectoria en proyectos de investigación I+D, en la actualidad forma parte del equipo del proyecto de investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas “LOKI. Economías locales, economía imperial: El occidente de la Península Ibérica, siglos II a.C-II d.C.” y dirige para la Fundación Valdés-Salas el “Proyecto Beriso. Propuesta para el estudio y fomento del patrimonio arqueominero de Salas y Belmonte de Miranda”.

Autor del proyecto museológico del Museo Arqueológico de Asturias (1998), formó parte del comité científico que seleccionó los contenidos para su renovación (2009). Ha comisariado numerosas exposiciones de temática arqueológica y publicado un centenar de trabajos en libros y revistas.
Es Miembro Numerario del Real Instituto de Estudios Asturianos.

Inscríbete o pide información

Pin It on Pinterest