VISITAS GUIADAS A LAS NECRÓPOLIS TUMULARES MONTE AREO Y MONTE DEVA

Un túmulo funerario es una estructura levantada sobre la tierra que se utiliza como sepulcro. Una acumulación de tierra y piedras qte se levanta sobre una o varias tumbas.

Estas construcciones básicas evolucionaron hasta convertirse en colinas artificiales que albergaban cámaras funerarias con los restos mortales y sus pertenencias.

Durante la Edad del Cobre (4.000 a.C. – 2.000 a.C.) aparecen los enterramientos megalíticos, que son construcciones realizadas con grandes bloques de piedras.

Sábado 5 de octubre de 2024

#Visitas arqueológicas #Prehistoria #Necrópolis tumular #Monte Deva #Monte Areo

Comparte!

NECRÓPOLIS  TUMULAR MONTE AREO

La necrópolis del monte Areo es un yacimiento arqueológico situado entre los concejos de  Carreño y Gijón. El monte Areo es una pequeña sierra próxima a la costa que no supera los 300 metros de altitud. Durante la Prehistoria, los restos de actividades humanas allí ubicados formaron parte de una necrópolis, un lugar con múltiples enterramientos, que ocupan una superficie de poco más de cuatro kilómetros con varios grupos de tumbas, cuyos restos son localizables tanto al norte como al sur de la sierra. Los enterramientos probablemente pertenecían a grupos humanas diferentes que habitaban este territorio.

Los túmulos del monte Areo se conocen desde el siglo XIX, pero hasta 1990 no se pudo evaluar la importancia de este yacimiento arqueológico. Se localizó más de 30 túmulos que se reparten en torno a dos sectores: Los Llanos y Les Huelgues de San Pablo. Los túmulos están construidos con capas alternas de tierra y piedra. También hay dos cámaras funerarias de planta cuadrada, un dolmen de planta trapezoidal y un corredor corto de un solo tramo. Esta última estructura adquiere especial relieve, ya que los dólmenes de corredor son infrecuentes en el ámbito cantábrico. La datación de estas constricciones se sitúa en torno al año 3.000 A.C.

Los monumentos investigados tienen una curiosa variedad tipológica:

  1. Dólmenes simples de túmulo recubierto por una coraza pétrea y acogiendo en su interior cámaras cuadrangulares, cerradas, de cubierta monolítica.
  2. Dólmenes de vestíbulo y cámara alta, con una altura interior próxima a los dos metros.
  3. Túmulos sin definición cameral precisa pero de considerable entidad monumental (hasta 20 metros de diámetro).

Los ajuares funerarios están constituidos porhachas pulimentadas, numerosas láminas de sílex, puntas de flecha y ciertos objetos de adorno en azabache o cristal de roca de procedencia lejana, lo que da pie a intuir formas remotas de comercio y la producción de objetos manufacturados.

NECRÓPOLIS TUMULAR DE MONTE DEVA

El Monte Deva, desde donde se domina la bahía de Gijón, fue elegido como lugar funerario por las personas del Neolítico de hace más de 5000 años. En este territorio, propicio a las actividades de pesca, caza y recolección, había suelos apropiados para la incipiente agricultura y pastizales para la ganadería. Probablemente existía un poblamiento disperso, sin poblados de entidad.

Las grandes tumbas, situadas en lugares elevados y estratégicos como este, actuaban como aglutinante social y como testimonio de la presencia y el poder de los grupos neolíticos ante otras sociedades del momento.

En la necrópolis prehistórico del Monte Deva perduran aún distintos restos arqueológicos; varios túmulos y una cantera, que fueron excavados entre los años 1998 y 2000 por parte de un equipo fruto de la colaboración entre la Universidad de Oviedo, el Ayuntamiento de Gijón. Son la imagen remota de la primera transformación del paisaje natural en paisaje humanizado.

El sector reconocido reúne nueve túmulos extendidos en la cuerda de la Sierra. La zona de máxima concentración incluye los vestigios de los túmulos I a VI en sentido NE-SO a lo largo de 550 m. La altitud máxima la marca, en este sector, el túmulo III en una cota de 365,06 m. No deja de ser a tal respecto un hecho singular que la masa del túmulo III sea perfectamente identificable en la cartografía a escala 1:50000. Más allá del espacio reseñado existen vestigios tumulares en el sector llamado del Observatorio y al sur de la Casona de Rato. Incluso la presencia esporádica de grandes bloques paralepípedos de arenisca en algunas de las fincas de la parte superior del monte nos hace pensar hasta qué punto no son vestigios de arquitecturas y, por tanto, de la reutilización moderna de materiales arquitectónicos de época prehistórica. El balance, en consecuencia, entre el inicio del conjunto tumular por su extremo NE hasta el extremo controlado en el SO. Se establece en nueve estructuras de época prehistórica.

La cantera que aparece localizada mediante paneles interpretativos es una de las que las personas del Neolítico utilizaron para levantar los túmulos funerarios del Monte Deva, y que la construcción de estos túmulos requiere una

TOMA NOTA
FECHA ACTIVIDAD: Sábado 5 de octubre de 2024
  • Duración→ medio día (10.00h – 14.00 h)
  • Salida→10.00 h (C/ Rodríguez San Pedro, junto a las letronas)
  • Regreso→ 14h30
  • Nº de participantes→ 20 personas máximo
  • Precio socios AMAG→ 12 € (Incluye transporte ida y vuelta)
  • Precio no asociados→ 20 € Los socios de AMAG tienen preferencia
  • Después del 30 de septiembre no se admiten cancelaciones

PROGRAMA

  • 10.00 h Gijón (Muelle Fomento C/ Rodríguez San Pedro (letronas)
  • 10.30-12.00 h Itinerario Monte Areo
  • 12.30 – 14.00 h Itinerario Monte Deva
  • 14.30 h Regreso a Gijón
  • 14.30 h Comida compartida  opcional
LOCALIZACIÓN

Necrópolis Tumular Monte Deva

Inscríbete o pide información
TOMA NOTA
FECHA ACTIVIDAD: Sábado 5 de octubre de 2024
  • Duración→ medio día (10.00h – 14.00 h)
  • Salida→10.00 h (C/ Rodríguez San Pedro, junto a las letronas)
  • Regreso→ 14h30
  • Nº de participantes→ 20 personas máximo
  • Precio socios AMAG→ 12 € (Incluye transporte ida y vuelta)
  • Precio no asociados→ 20 € Los socios de AMAG tienen preferencia
  • Después del 30 de septiembre no se admiten cancelaciones

PROGRAMA

  • 10.00 h Gijón (Muelle Fomento C/ Rodríguez San Pedro (letronas)
  • 10.30-12.00 h Itinerario Monte Areo
  • 12.30 – 14.00 h Itinerario Monte Deva
  • 14.30 h Regreso a Gijón
  • 14.30 h Comida compartida  opcional
LOCALIZACIÓN

Necrópolis Tumular Monte Deva

Documentación

NECRÓPOLIS  TUMULAR MONTE AREO

La necrópolis del monte Areo es un yacimiento arqueológico situado entre los concejos de  Carreño y Gijón. El monte Areo es una pequeña sierra próxima a la costa que no supera los 300 metros de altitud. Durante la Prehistoria, los restos de actividades humanas allí ubicados formaron parte de una necrópolis, un lugar con múltiples enterramientos, que ocupan una superficie de poco más de cuatro kilómetros con varios grupos de tumbas, cuyos restos son localizables tanto al norte como al sur de la sierra. Los enterramientos probablemente pertenecían a grupos humanas diferentes que habitaban este territorio.

Los túmulos del monte Areo se conocen desde el siglo XIX, pero hasta 1990 no se pudo evaluar la importancia de este yacimiento arqueológico. Se localizó más de 30 túmulos que se reparten en torno a dos sectores: Los Llanos y Les Huelgues de San Pablo. Los túmulos están construidos con capas alternas de tierra y piedra. También hay dos cámaras funerarias de planta cuadrada, un dolmen de planta trapezoidal y un corredor corto de un solo tramo. Esta última estructura adquiere especial relieve, ya que los dólmenes de corredor son infrecuentes en el ámbito cantábrico. La datación de estas constricciones se sitúa en torno al año 3.000 A.C.

Los monumentos investigados tienen una curiosa variedad tipológica:

  1. Dólmenes simples de túmulo recubierto por una coraza pétrea y acogiendo en su interior cámaras cuadrangulares, cerradas, de cubierta monolítica.
  2. Dólmenes de vestíbulo y cámara alta, con una altura interior próxima a los dos metros.
  3. Túmulos sin definición cameral precisa pero de considerable entidad monumental (hasta 20 metros de diámetro).

Los ajuares funerarios están constituidos porhachas pulimentadas, numerosas láminas de sílex, puntas de flecha y ciertos objetos de adorno en azabache o cristal de roca de procedencia lejana, lo que da pie a intuir formas remotas de comercio y la producción de objetos manufacturados.

NECRÓPOLIS TUMULAR DE MONTE DEVA

El Monte Deva, desde donde se domina la bahía de Gijón, fue elegido como lugar funerario por las personas del Neolítico de hace más de 5000 años. En este territorio, propicio a las actividades de pesca, caza y recolección, había suelos apropiados para la incipiente agricultura y pastizales para la ganadería. Probablemente existía un poblamiento disperso, sin poblados de entidad.

Las grandes tumbas, situadas en lugares elevados y estratégicos como este, actuaban como aglutinante social y como testimonio de la presencia y el poder de los grupos neolíticos ante otras sociedades del momento.

En la necrópolis prehistórico del Monte Deva perduran aún distintos restos arqueológicos; varios túmulos y una cantera, que fueron excavados entre los años 1998 y 2000 por parte de un equipo fruto de la colaboración entre la Universidad de Oviedo, el Ayuntamiento de Gijón. Son la imagen remota de la primera transformación del paisaje natural en paisaje humanizado.

El sector reconocido reúne nueve túmulos extendidos en la cuerda de la Sierra. La zona de máxima concentración incluye los vestigios de los túmulos I a VI en sentido NE-SO a lo largo de 550 m. La altitud máxima la marca, en este sector, el túmulo III en una cota de 365,06 m. No deja de ser a tal respecto un hecho singular que la masa del túmulo III sea perfectamente identificable en la cartografía a escala 1:50000. Más allá del espacio reseñado existen vestigios tumulares en el sector llamado del Observatorio y al sur de la Casona de Rato. Incluso la presencia esporádica de grandes bloques paralepípedos de arenisca en algunas de las fincas de la parte superior del monte nos hace pensar hasta qué punto no son vestigios de arquitecturas y, por tanto, de la reutilización moderna de materiales arquitectónicos de época prehistórica. El balance, en consecuencia, entre el inicio del conjunto tumular por su extremo NE hasta el extremo controlado en el SO. Se establece en nueve estructuras de época prehistórica.

La cantera que aparece localizada mediante paneles interpretativos es una de las que las personas del Neolítico utilizaron para levantar los túmulos funerarios del Monte Deva, y que la construcción de estos túmulos requiere una

Inscríbete o pide información

 

Pin It on Pinterest